El método

En lima creemos que el trabajo bien organizado es la garantía para crear una obra en tiempo y forma.

Por eso, dividimos nuestra tarea en tres áreas: Proyecto, Licitaciones-Contrataciones-Administración, y Dirección de Obra. Cada una de ellas tiene un responsable e interlocutor a cargo, con quien conversar sobre el estado de la obra.

Nuestro trabajo empieza con la elaboración de croquis preliminares que derivan en la confección de la propuesta. Una vez aprobado el presupuesto, se lleva a cabo la elaboración de la documentación ejecutiva de obra.

Por último, en simultáneo, contratamos a los proveedores involucrados en el proyecto y llevamos a cabo la dirección de obra. Es decir, realizar la coordinación del ingreso de los respectivos gremios y el seguimiento y supervisión de obra, de acuerdo a la documentación y el plan de tareas elaborado previamente.

Sabemos que el diálogo es la clave para construir algo bueno. El método de lima es simple y claro: complementación de tareas y diálogo fluido, en pos de crear espacios habitables.